12 consejos para cuando la vida se nos pone difícil

La vida está repleta de matices. Hay días en los que sentimos que todo fluye, y otros en los que encaramos cosas bastante difíciles, pero de eso se trata vivir.

Debemos ser conscientes de que cada día es un regalo, y debemos dar las gracias por todas y cada una de las cosas buenas que nos suceden, y que en muchas ocasiones la vida acelerada no nos deja ver. Cada paso es un aprendizaje y en la vida se nos presentan diferentes maestros que nos dan herramientas para transitar la cariñosamente.

Siddhartha Gautama, Buda, nos dejó un legado de gran sabiduría, del que forman parte estos doce consejos para aquellos que experimentan tiempos bastante difíciles.

Conforme Buda, hay una forma de vivir estos instantes, una forma más apacible, y el secreto debe ver con la actitud.

1. El cambio empieza en ti

El planeta exterior es un reflejo del planeta interior. Tenemos la costumbre de meditar que todo va a estar bien cuando las circunstancias cambian. La verdad, no obstante, es que las circunstancias cambiarán solo cuando se genera este cambio dentro de nosotros.

2. No hay mayor aprendizaje que confundirse

El descalabro no existe. Todas y cada una de las personas triunfantes han fracasado múltiples veces. Goza de tus descalabros como una enorme experiencia de aprendizaje. Si lo haces, la próxima vez vas a estar más cerca del éxito. El descalabro es siempre y en todo momento una lección de aprendizaje.

3. Las cosas son lo que son

Nuestra resistencia a ver las cosas como son es la primordial causa de nuestro sufrimiento. Si no puedes hacer nada, relájate. No luches contra la corriente, admítela. En caso contrario, vas a ser consumido por el sufrimiento.

4. Si piensas que tienes un inconveniente, tienes un inconveniente

Ten presente que todo lo vemos desde una perspectiva particularmente. En un determinado instante las cosas se semejan bastante difíciles y en otros no. Sabiendo esto, cuando tengas una complejidad, elige comprender la como un reto, una ocasión de aprendizaje. Si lo ves como un inconveniente, esta complejidad va a ser indudablemente un inconveniente

5. Deja el deseo de lado

La mayor parte de la gente vive guiada por los deseos. Esto es exageradamente peligroso, puesto que un deseo no satisfecho se transforma en una enorme frustración. La frustración desencadena una fuerte energía negativa y se retrae su desarrollo. Trata de comprender que todo cuanto precisas va a venir a ti para cultivar la dicha incondicional.

6. Entiende tus temores y sé agradecido

El temor es lo opuesto del amor, y es otra cosa que complica tu desarrollo. No obstante, es esencial, en tanto que da una enorme ocasión para el aprendizaje. Cuando se vence el temor, uno se vuelve más fuerte y confiado. Superarlos requiere práctica, hay que tener muy presente que los temores solo son una ilusión y, sobre todo, son opcionales.

7. Experimenta alegría

Hay personas que gozan de todo cuanto les sucede y saben reírse de sí aun en la peor situación. Ellos son personas que ven el desarrollo en todo. Aprendieron que es esencial centrarse en la alegría, y no en las contrariedades. El resultado es que atraen situaciones considerablemente más felices que tristes.

8. Jamás te equipares con el resto

Cada uno de nosotros está acá con una misión propia, y ninguno es más esencial que otro. No obstante, si no puedes eludir comparaciones, compárate con los que tienen menos. Esta es una enorme estrategia para percatarse de que siempre y en todo momento has tenido considerablemente más de lo que precisas para ser feliz.

9. Aprecia el presente

Solo tenemos el instante presente. No lo dejes ir perdiendo el tiempo con el pasado. Aprecia tu instante presente, puesto que es lo único esencial. Es a partir de él que se crea la vida futura.

10. Si algo no sucede como estaba previsto, quiere decir que lo mejor está por venir

Todo sucede perfectamente, aun cuando las cosas van mal. De forma frecuente, cuando miramos hacia atrás, nos percatamos de que lo que estimamos malo, en verdad, fue lo mejor que pudo haber pasado. No obstante, cuando marcha, indudablemente estamos alineados con nuestro propósito de vida. El Cosmos siempre y en todo momento trabaja en nuestro favor.

11. Todo cambia

Todo en esta vida es activo, todo cambia en un segundo. Con lo que no vivas lamentándote. Si no sabes qué hacer, no hagas nada. El cosmos no para de mudar, medrar y expandirse, con lo que espera, pues todo va a pasar.

12. Todo es posible

Los milagros ocurren todos y cada uno de los días, y somos responsables de ellos. Confía y cree eso. En tanto que logres un cambio de conciencia, hallarás en ti el poder de efectuar milagros.

Es el momento de entender la importancia y la posibilidad que tienes para cambiar el mundo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *