6 hábitos de las personas felices

Hay quienes aseguran que la dicha de la felicidad es un momento, y quienes afirman que se edifica día tras día. Para ciertos, la dicha de la felicidad se escoge, al paso que para otros tantos ser feliz depende de las circunstancias, el ambiente o bien «la buena suerte».

Pero ser feliz depende de ti.

Como sea, absolutamente nadie va a poder hacer el trabajo por ti. Ser feliz va a depender solamente de ti. Por esta razón, quienes ya aprendieron esto, saben que la dicha es un camino y no una meta.

Si deseas saber cuáles son los hábitos de las personas felices, presta atención a esta lista y examina con cuántos de todos estos puntos te identificas.

1. No se quejan
La protesta incesante es algo propio de las personas infelices. Vivir renegando del trabajo, de las personas o bien de lo que «nos tocó en la vida» solo lleva a más decepción.

La persona que se queda en la protesta sin trabajar en lo que lo tortura, acostumbra a tener una vida desdichada.

2. No critican
Las personas felices no precisan criticar. En cambio, si tienen algo positivo que aportar lo van a hacer desde el lado más afable. Además de esto, saben querer las pequeñas cosas de la vida y están persuadidas que la crítica no aporta nada positivo ni edifica.

3. Agradecen por todo
No es que las personas felices sean agradecidas, es que ser agradecidos nos hace más felices.

Medita un instante en ello, y ponlo en práctica. Las personas felices escogen serlo con cada pequeña cosa que Dios puso en su camino. Agradecen cada mañana, cada rayo de sol sobre su semblante y cada ocasión diaria de dar un paso más cara sus sueños.

4. Se sienten bien ayudando
Las personas felices no son avarientas ni egoístas; gozan con la dicha del otro y asisten a quienes se cruzan en su camino. De esta manera sea asistir a cruzar la calle a una anciana, o bien a ir corriendo tras el globo que se le ha volado a una pequeña. Cada uno de ellos da lo que tiene en su corazón, y las personas felices saben de ello.

5. No miran lo que tienen los demás
Cuando alguien es feliz, sabe serlo con lo que tiene. Una persona feliz solo va a mirar lo que tienen el resto como aliciente para superarse a sí mismo. No se trata de ver lo que uno «no tiene» y el otro sí, sino más bien de lucrarse con las experiencias del resto, sin envidias ni recelos.

6. Aceptan aprender de los errores
Para saber enriquecernos con nuestros fallos y aprender de ellos vamos a haber debido deambular un ríspido camino de introspección personal. Las personas felices saben que, al cometer un fallo, el interrogante que debemos hacernos no es «¿por qué razón me pasa esto?», sino más bien «¿para qué exactamente me sucedió esto?«, «¿qué puedo aprender de ello?».

Cuéntanos ¿que hábitos pones en practica para ser más feliz cada día?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *